Propiedades y Beneficios de la Lana Merino

Sueño Saludable para un Crecimiento Saludable

diseno-de-bebe-dolce-home-3

Los estudios han descubierto que los bebés que duermen con lana merina tienen tasas de actividad más baja durante la noche y un sueño más profundo y reparador. Se tranquilizaron más rápidamente, lloraron menos, durmieron más y ganaron peso más rápido.

En el Cambridge Maternity Hospital, Scott y Richards investigaron los efectos de la lana Merino en bebés prematuros y de bajo peso al nacer y encontraron que ganaban 10g adicionales al día en comparación con los bebés que no dormían en Merino.

La lana merino es diferente de la lana común, ya que proviene de un tipo de oveja específico con propiedades diferentes y muy beneficiosas, con una fibra muy fina, suave de muy alta calidad y muy valorada que se adapta mejor a la piel. Al ser muy fina, es muy cálida ya que su tejido cuenta con muchas fibras que crean pequeñas bolsas de aire que ayudan a mantener el calor corporal.

Además no produce picazón al contacto con la piel, como a veces ocurre esto con otras lanas ajenas a la merino, es flexible y muy resistente, y en mantitas y prendas para el bebé ayuda a mantener perfectamente el calor corporal muchísimo más que el algodón. Otra de sus grandes ventajas es su altísima absorción de agua, ya que esta lana puede absorber hasta un 33% de humedad, lo que permite que el cuerpo humano se mantenga en un calor seco.

Anuncios

Regula la Temperatura del cuerpo.


El merino es un excelente regulador térmico que permite mantener un equilibrio ideal entre el cuerpo y el ambiente. A través de un proceso llamado “calor por absorción” el tejido absorbe humedad y retiene calor cuando las temperaturas son frías y húmedas. Por el contrario, cuando hace calor, a través del proceso “refrigeración por evaporación” la lana libera la humedad dándole al cuerpo una sensación de frescor.

El tejido de merino es un muy buen aislante térmico ya que al retener entre sus intersticios (fibras) una gran cantidad de aire dificulta la conducción térmica.

Todos estos atributos hacen que el merino pueda darle al cuerpo una sensación cálida cuando hace frío. En cambio, cuando hace calor, al tener capacidad para absorber y liberar cantidades controladas de humedad, permite mantener el cuerpo seco y fresco.

La propiedad de absorción y liberación de humedad sumado a que es un tejido esponjoso que no se adhiere a la piel, deja una capa de aireación entre ésta y la prenda, permitiendo un alto poder de respirabilidad.

Antibacteriano

 

Al contrario de las fibras sintéticas, que al no permitir transpiración atraen a bacterias que se alimentan de las secreciones del sudor, sus escamas y su contenido de lanolina repelen las bacterias. La lana merino tampoco produce malos olores.

Suave y Sedoso para la Piel del Bebé

 

La lana Merino no pica ni irrita la delicada piel del bebé. De hecho, es uno de los materiales más suaves en el mundo. La fibra de lana producida por ovejas merino es significativamente más fina que otros tipos de lana, por lo que se siente extremadamente suave, especial para la piel de los bebés.

Hipoalergénico

 

Los bebés de piel sensible o afecciones como el eczema aman la lana merina – es hipoalergénico, por lo que no irrita su piel. No sólo es increíblemente suave y transpirable, sino porque está compuesta de la misma proteína que forma la capa protectora externa de nuestra piel por lo que funciona en total armonía con los mecanismos de protección de la piel humana. También inhibe las bacterias.

Share on facebook
Share on pinterest
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anuncios